Fina Puigdevall y  Martina Puigvert Puigdevall

Fina Puigdevall y Martina Puigvert Puigdevall

Propietaria y Chef de Les Cols, 2 Estrellas Michelin, 3 Soles Repsol

Amantes de la naturaleza, de la estacionalidad y de su zona. Madre e hija cocinan con productos de temporada aplicando las técnicas de vanguardia.

¿Quiénes son Fina Puigdevall y Martina Puigvert?

Formadas entre los mejores chefs del mundo. Toda una familia con la misma filosofía trabaja a la par por un mismo propósito: la cocina de proximidad

La chef Fina Puigdevall regenta desde el mes de mayo del año 1990, el Restaurante Les Cols de Olot, del que es propietaria y cocinera y que se ubica en la Masía donde nació. Su cocina transmite mucho con pocos elementos. Le gusta desnudar los platos hasta que quede lo más esencial, pero sin perderse la poesía. Es una cocina sobria pero esencial; depurada pero generosa. Transmite sinceridad, equilibrio, austeridad, naturalidad, de una manera auténtica y emotiva, con ilusión, intuición y sensibilidad. Es una cocina del paisaje y de la estacionalidad, del alimento no viajado. Una cocina sostenible, en un mundo globalizado y cada día más carente de autenticidad. Su cocina es el reflejo de su manera de ser.    

Las propuestas que ofrece están arraigadas a la tierra y el paisaje que la rodea. Por ello, ha empezado un trabajo de investigación y recuperación de la huerta tradicional de la comarca. Trabaja, con una visión particular, los productos propios de La Garrotxa: el alforfón, la patata de La Vall d’en Bas, el maíz, el averío de payés – patos y pollos de corral, – las judías de Santa Pau, la ratafía, el roscón de Olot, el cerdo y los embutidos, la trucha de río, el caracol, el jabalí, la trufa, la castaña, el nabo, las setas, las hierbas y las flores...            

Quiere dar lo más íntimo y familiar pero con un lenguaje actual. Le gusta enaltecer los productos humildes; tener la naturaleza y el paisaje como fuente de inspiración; reinterpretar y adaptar los productos de la tierra y de su entorno; que la presentación juegue con el vacío o el espacio del plato; el contraste tradición/vanguardia. La misma filosofía que ha inspirado la reforma arquitectónica del restaurante es la que inspira su cocina.        

Fina considera a su equipo como una prolongación de la familia, por el juego de complicidades que se crean. Considera que el objetivo de su restaurante es dar felicidad. Por eso da mucha importancia al ritual y a que se disfrute de cada uno de los placeres que rodean la mesa: el lujo de la luz y del silencio; la importancia del gesto y la mirada; la serenidad en el ambiente; la hospitalidad.            

Su hija Martina Puigvert Puigdevall (1994), se incorpora al proyecto en el año 2016 asumiendo el cargo de jefa de cocina en el restaurante, trabajando conjuntamente con su madre, la chef Fina Puigdevall, para dar continuidad al proyecto que la chef empezó en 1990.        

Martina ha estado implicada en el mundo de la gastronomía desde muy joven. Su vocación se ha visto favorecida por el entorno familiar donde ha crecido.

Está graduada en Gastronomía y Artes Culinarias por el Basque Culinary Center.

Ha realizado diversos stages en restaurantes de prestigio, como parte de sus prácticas del grado de Gastronomía.        

Empezó en el año 2013 en el restaurante Lua, de Madrid, un restaurante tradicional con una estrella Michelin. En 2014 hizo un stage en Koy Shunka, un restaurante japonés ubicado en Barcelona y liderado por el chef Hideki Matsuhisa, galardonado con una estrella Michelin.

En 2015, se trasladó a los Estados Unidos para seguir con su trabajo práctico en Blue Hill at Stone Barns en Nueva York, con el chef Dan Barber, galardonado con dos estrellas Michelin.

Tras este período, Martina realizó su Trabajo de Fin de Grado en el restaurante Gustu, en Bolivia, un proyecto de carácter gastronómico y social.        

El restaurante Les Cols está distinguido con dos estrellas Michelin y tres soles de la guía Repsol.

La chef Fina Puigdevall, fue galardonada con el Premio Nacional de Gastronomía 2019, otorgado por la Academia Catalana de Gastronomía y Nutrición (ACGN).        

El espacio fue creado por el equipo RCR arquitectes, premiados en el año 2017 con el Premio Pritzker de Arquitectura.

En 2020 el restaurante ha sido galardonado con la Estrella Verde que otorga la Guía Michelin como reconocimiento a los restaurantes que respetan los ritmos de la naturaleza y llevan a cabo iniciativas que preservan el medioambiente mediante la gestión de recursos y la eliminación de residuos.